3. Selección y Evaluación de los Intermediarios Laborales Criterios para la Selección y Evaluación de los Intermediarios Laborales Potenciales

Si su empresa hace uso del servicio de reclutamiento y contratación externa, o maneja a trabajadores migrantes a través de un intermediario laboral, hay una serie de medidas preventivas que puede tomar para asegurarse de que las cosas proceden sin problemas, y de una manera segura y legal.

El paso más importante en este proceso es la selección del intermediario laboral apropiado desde el principio. Hay muchos intermediarios laborales que son éticos, eficientes y que trabajan de forma legal; los cuales pueden satisfacer las necesidades de su negocio operante en el mercado. El desafío consiste en encontrarlos y comprometerlos, sin caer en manos de agencias o individuos sin escrúpulos.

Las empresas que buscan contratar a intermediarios laborales, deben llevar a cabo una revisión del proceso de pre-selección, tanto en los países de origen como en los países receptores. Esta revisión ayudará a priorizar y seleccionar a los intermediarios laborales que demuestren que:

  • Operan de acuerdo a la ley;
  • Identifican, eliminan y gestionan los riesgos de trabajo forzoso (y otras violaciones de cumplimiento legal y social) en sus procesos de negocio; y
  • Obedecen la política del empleador sobre no cobrarle ningún monto a los trabajadores, por honorarios de reclutamiento.

La Herramienta 1 proporciona algunos ejemplos de preguntas y un sistema de calificación que ayudará a las empresas a diseñar un proceso de selección de candidatos-intermediarios, y a decidir qué intermediario laboral contratar. La Herramienta 2 ofrece más detalles sobre las áreas claves de interés en el proceso de selección.

También hay otras medidas que pueden ser adoptadas por las empresas para hacer frente, de manera proactiva, a estos problemas. Por ejemplo, las empresas pueden trabajar con otras partes interesadas, tales como, los gobiernos, las organizaciones sin fines de lucro, o sindicatos para apoyar el desarrollo de un sistema de regulación sólido y del desempeño de las actividades del intermediario.

Las empresas también deberían tratar de apoyar a los programas voluntarios de acreditación que establecen estándares para los intermediarios laborales que fomentan la adopción de buenas prácticas.

Después de contratar al intermediario laboral, la empresa debe de establecer procedimientos claros para el manejo y supervisión de las operaciones de dicho intermediario.