6. Desarrollo de Mecanismos de Queja Eficaces y Protección para los Denunciantes

La comunicación sólida y abierta entre los trabajadores y la gerencia es esencial para fomentar confianza y comprensión en el lugar de trabajo, mejorar el rendimiento y generar la participación activa de la fuerza laboral. Esta comunicación también es primordial, ya que permite que los trabajadores compartan sus problemas y denuncias, y que estos sean discutidos y resueltos.

En el modelo de sistemas de gestión utilizado por Verité, los mecanismos de retroalimentación son críticos para crear un ciclo de mejoramiento continuo. También establecen un sistema de alerta anticipada para la empresa que permite mitigar problemas e implementar los cambios necesarios que puedan proporcionar a tiempo soluciones estructurales a largo plazo para abordar las debilidades de los procedimientos antes de que éstos causen graves riesgos.

Todos las componentes de la empresa deben contar con una política de denuncias por escrito sobre la recepción y el manejo de las quejas de los trabajadores, tomando en cuenta las necesidades de traducción al lenguaje de los trabajadores migrantes. Un procedimiento de quejas eficaz debe garantizar que todo trabajador migrante, actuando individualmente o con otros trabajadores, pueda presentar una queja sin sufrir perjuicio o represalia de ningún tipo.

Las herramientas de la barra lateral pueden ayudar a determinar los elementos necesarios para el desarrollo de mecanismos de denuncias eficaces y consistentes, además de proporcionar algunos ejemplos de los diferentes tipos de mecanismos de queja y sus funciones. Éstos mecanismos deben ser adaptados al ambiente laboral, características demográficas de la fuerza laboral, y operaciones de las instalaciones de cada empresa.