6. Involucramiento de Múltiples Partes Interesadas y las Marcas

El trabajo forzoso y la trata de personas son problemas complejos que las marcas no pueden enfrentar solas. Por eso, es aconsejable trabajar con otras compañías y partes interesadas para combatir estos abusos. Al operar de esta manera – a través de iniciativas de múltiples partes interesadas o marcas – se fortalecen los esfuerzos de las marcas y los hacen más efectivos y sostenibles. También puede traer beneficios mutuos a todas las partes involucradas, tales como, la reducción de ineficiencias, la disminución de duplicación costosa y la apertura de un espacio para compartir conocimiento y estrategias con el fin de enfrentar los desafíos que se puedan presentar en las cadenas de suministro.

El involucramiento y la asociación puede tomar varias formas. Las marcas pueden participar en organizaciones a nivel industrial o sectorial, o de múltiples partes interesadas, o pueden formar sociedades directas con otros grupos o compañías. Éstas pueden operar de manera formal, por ejemplo, a través de membresías, afiliaciones y acuerdos; o de una manera más informal, a través de redes, comunicaciones e intercambios y consultas bilaterales. Las asociaciones industriales, organizaciones de empleadores, otros negocios, ONGs, sindicatos y agencias de la ONU, son socios potenciales para las marcas.

Para empezar a tomar acción; las herramientas y enlaces de esta sección proveen una visión en conjunto sobre cómo y porqué las marcas deberían involucrar a otras partes interesadas. Además, presentan dos estudios de caso sobre las buenas prácticas de involucramiento y un resumen de iniciativas, de múltiples marcas y partes interesadas, que abordan el tema de abusos laborales en las cadenas de suministro globales.