Comprendiendo el Rol de los Intermediarios Laborales en la Trata de Personas y el Trabajo Forzoso de Trabajadores Migrantes

La esclavitud moderna esta creciendo. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), como mínimo 20.9 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso alrededor del mundo, en un momento determinado. De esos, 2.4 millones son víctimas del trabajo forzoso como resultado de la trata de personas. Un creciente número de estas víctimas son trabajadores migrantes que son tratados para trabajos "legales" en fábricas, granjas, sitios de construcción, trabajo doméstico y otros lugares.

¿QUE ES EL TRABAJO FORZOSO?

La OIT define el trabajo forzoso como “todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente.” Esto significa que una persona está en una situación de trabajo forzoso si ha entrado en un trabajo en contra de su voluntad o sin su consentimiento informado, y no puede dejar ese trabajo sin penalización o amenaza de sanción alguna. En este caso, la penalidad podría incluir coacción física o castigo, u otras formas de abuso, como las amenazas de deportación, confiscación de pasaportes, o la falta de pago de los salarios a un trabajador que lo ata a un puesto de trabajo o empleador.

¿QUE ES LA TRATA DE PERSONAS?

La trata de personas puede conducir a trabajo forzoso. Implica el movimiento de una persona, generalmente a través de fronteras internacionales, aunque también ocurre cada vez más dentro de las fronteras de un solo país, por medio de amenazas, engaño o abuso de la vulnerabilidad con el propósito de explotación. El Protocolo de Palermo de las Naciones Unidas de 2000, el cual provee la definición internacionalmente aceptada de la trata de personas, afirma que este abuso involucra tres elementos clave: las acciones, los medios y el fin.

Acciones: Incluye el reclutamiento, transporte, acogida y recepción de una persona – un hombre, una mujer o un niño.

Medios: Se refiere a la amenaza o al uso de la fuerza, el engaño, o el abuso de la vulnerabilidad y el poder.

Fin: Se refiere a la explotación, incluyendo el trabajo forzoso, servidumbre, esclavitud y las prácticas similares a la esclavitud.

Cuando un ser humano es víctima de trata con fines de trabajo forzoso, el resultado es la esclavitud moderna.

EL ALCANCE GLOBAL DEL PROBLEMA

El trabajo forzoso y la trata de personas son fenómenos verdaderamente globales. Existen en todas las regiones del mundo y en todo tipo de economía, ya sea en países industrializados, en desarrollo o en la transición. Afectan tanto a los mercados nacionales e internacionales, y ningún sector o industria puede considerarse inmune o no contaminado por el riesgo de este abuso. La investigación global revela que las Industrias mas vulnerables para la trata de personas y el trabajo forzoso son:

  • Fabricación de ropa y calzado;
  • La agricultura y horticultura;
  • Construcción e infraestructura;
  • Fabricación de productos electrónicos y tecnología de información;
  • Silvicultura y explotación forestal;
  • Minería e industrias extractivas;
  • Procesamiento y empacado de alimentos; y
  • Cuidados de salud y otros servicios de cuidado personal.

INTERMEDIARIOS LABORALES: UNA PIEZA CLAVE EN LA PROBLEMÁTICA DE LA TRATA DE PERSONAS

Los intermediarios o comisionistas que facilitan el empleo de trabajadores migrantes constituyen una parte importante en la problemática de la trata de personas. Por lo general los llamados reclutadores o intermediarios laborales, a menudo desempeñan un papel legítimo y útil para la colocación laboral. Pero en su investigación, Verité ha encontrado que este sistema extendido de intermediación laboral es a menudo opaco, algunas veces corrupto, y en gran medida carente de responsabilidad. Además de que, la deuda y el engaño que los intermediarios introducen en los procesos de reclutamiento y contratación pueden crear vulnerabilidades críticas para la trata y el trabajo forzoso de los trabajadores migrantes. Los Intermediarios laborales suelen ser subcontratadas para el reclutamiento y la contratación de inmigrantes. Ellos actúan como facilitadores entre los trabajadores y sus futuros empleadores, y asumen funciones que van desde la asignación de trabajadores aspirantes a puestos de trabajos alrededor del mundo o en otras partes del país, organización y arreglo de los visados, organización del viaje, proporción de orientación o capacitación previo a la partida, o incluso hasta la negociación de contratos. En algunos casos, los intermediarios laborales también dirigen a los trabajadores migrantes en el lugar de trabajo. Mientras que los intermediarios desempeñan un rol legítimo - indispensable tal vez- en el funcionamiento correcto y eficaz de la producción en las cadenas de suministro globales, su presencia hace que los trabajadores sean más vulnerables al trabajo forzoso. Cuando hay problemas en el reclutamiento externo y la contratación, los trabajadores pueden quedar atrapados en la esclavitud por deudas.

¿CÓMO LOS INTERMEDIARIOS LABORALES AUMENTAN EL RIESGO A LA SERVIDUMBRE POR DEUDAS?

El trabajo forzoso inducido por intermediarios ocurre cuando un trabajador migrante es engañado por un intermediario laboral durante el proceso de reclutamiento y contratación. Con frecuencia, estos trabajadores se encuentran endeudados como consecuencia de la tasas excesivas cobradas por concepto de contratación y otros servicios, y enfrentando un número de circunstancias coercitivas en el lugar de trabajo exigidas por el empleador; pudiendo hacer que el trabajador se encuentre "atado" como resultado de la regulaciones restrictivas de la visa de trabajo. En la relación laboral entre el intermediario y el trabajador, las condiciones de trabajo y las responsabilidades del intermediario hacia el trabajador, a menudo no están bien definidas y son pobremente entendidas. Una vez que el trabajador se encuentra en el puesto de trabajo, en el extranjero - con un préstamo grande y con pagos de intereses muy elevados - es difícil, si no hasta imposible, escapar. El resultado es una condición que Verité llama la trampa de contratación; esos son algunos problemas globales que se dan en el lugar de trabajo que son de mayor urgencia para ser atendidos hoy.

¿QUE PAPEL JUEGAN LOS EMPLEADORES EN EL TRABAJO FORZOSO INDUCIDO POR LOS INTERMEDIARIOS?

Muy a menudo y sin darse cuenta, los empleadores contribuyen a que se lleven a cabo trampas en la contratación, al dar un trabajo que paga menos de lo que el intermediario les había prometido anteriormente a los trabajador. También pueden contribuir a la existencia de abuso al atar al trabajador al empleo con:

  • La retención de pasaportes;
  • El control de las cuentas bancarias de los trabajadores;
  • El aislamiento físico de los trabajadores migrantes; o
  • La recaudación de deducciones y retención de salarios que disminuyen aún mas el sueldo neto del trabajador y su capacidad para pagar su deuda

ENTENDIENDO SOBRE LOS RIESGOS PARA LA EMPRESA: TOMANDO ACCIÓN

Los abusos que enfrentan los trabajadores migrantes víctimas de la trata - por ejemplo, el engaño de los intermediarios laborales deshonestos, el endeudamiento inducido o prácticas coercitivas en el lugar de trabajo - presentan una gran variedad de riesgos para los negocios a nivel global. Estos riesgos pueden adoptar una variedad de formas, y pueden presentarse en una variedad de "lugares", incluyendo:

  • Dentro de las operaciones propias de la empresa;
  • Dentro de las cadenas mundiales de suministro
  • En las aguas turbias de extensa subcontratación y la externalización de los sistemas;
  • En el producto "base" de la cadena de valor; o
  • A través de las acciones fraudulentas de terceros, ya sea socios o proveedores de servicios, tales como intermediarios laborales, servicios de seguridad o empresas de limpieza.

El riesgo puede ser directo o indirecto, y puede adoptar formas de las cuales una empresa o marca puede o no estar enterada de su existencia. Para aclarar esta complejidad, el siguiente cuadro indica los distintos tipos de riesgo que representan una amenaza para un negocio. Todos juntos, presentan un caso claro para la adopción de medidas eficaces contra el trabajo forzoso.

  Riesgos Asociados con el Trabajo Forzoso
Riesgo Legal El trabajo forzoso y la trata de personas son considerados delitos en la mayoría de países del mundo. Las empresas que encuentran involucradas o cómplices de estas actividades podrían enfrentar prosecución, resultando en sanciones civiles o criminales, incluyendo multas, indemnizaciones a las víctimas y prisión. El trabajo forzoso y la trata de personas también se consideran violaciones a las leyes internacionales de derechos humanos.
Amenazas al Valor de la Marca y Reputación de la Empresa Acusaciones de trabajo forzoso y trata de personas pueden representar una grave amenaza para el valor de la marca y la reputación de la empresa, sobre todo para aquellas empresas que operan en las industrias de bienes de consumo. La “contaminación” de marca puede ser difícil de revertir, y las denuncias de este tipo pueden significar una amenaza tanto con asociaciones empresariales actuales, como con futuras, resultando en pérdida de contratos y/u oportunidades futuras de negocio.
Riesgos Relacionados con el Comercio En algunos países, las regulaciones de comercio prohíben estrictamente la importación de bienes que han sido producidos por trabajadores bajo la trata o trabajo forzoso. En estas jurisdicciones, las acusaciones de abuso pueden resultar en la incautación de estos productos, su inspección y liberación por las autoridades publicas, únicamente después de haber demostrado que dichos productos no han sido producidos bajo ningún tipo de estos abusos.
Amenazas a la Inversión y Finanzas Las denuncias de violaciones a los derechos humanos, el trabajo forzoso y la trata de personas pueden amenazar significativamente las relaciones de inversión y arriesga a la desinversión de clientes de ambos enfoques, ético y corriente. También puede poner en peligro el acceso a los fondos públicos, tales como los créditos a la exportación, ya que las autoridades públicas tienden a apoyar financieramente a los negocios con un desempeño ético demostrable.

¿QUÉ PUEDEN HACER LAS MARCAS Y LOS PROVEEDORES PARA COMBATIR LA TRATA DE PERSONAS Y EL TRABAJO FORZOSO DE LOS TRABAJADORES MIGRANTES?

Hay varias medidas que las empresas pueden adoptar dentro de sus propias operaciones y en sus cadenas de suministro para prevenir, detectar y remediar la trata de personas y el trabajo forzoso. Consulte las otras secciones del Kit de Herramientas de Contratación Justa de Verité para ver de que maneras su marca puede tomar acción.

Recursos Adicionales